Finding Your Vision 2017, y mi definición de fotografía de calle

20160522_x70_ourense_dsf0507-editar-2_2048x1152-2
Ourense, 2016
Desde hace una semana tengo la enorme suerte de haber sido aceptado, junto con otros fotógrafos aficionados, en un programa de mentoría de fotografía de calle en Google+, Finding Your Vision 2017, de Teresa Pilcher, que ha sido incluida recientemente en la lista de los 10 fotógrafos de calle más influyentes para 2017, en la web Street Hunters.
Aparte de que aún no me lo acabo de creer del todo, reconozco que me está costando la dinámica de interactuar con otros fotógrafos. Y no sólo por mi oxidado inglés, sino principalmente por tener que hablar con mis compañeros de mentoría utilizando términos, referencias y elementos artísticos. Una cosa es que comprenda y pueda aplicar conceptos de composición a mis fotos (perspectiva, líneas, puntos, forma, espacio…) y otra que por hacerlo me sienta un artista (es un término que me impone mucho y que no creo que se pueda usar a la ligera). Ya veremos cómo evoluciona (si es que lo hace) mi forma de hacer y entender la fotografía después de las ocho semanas de este programa. A pesar de la dificultad que percibo, la gran tarea de Teresa Pilcher y otros fotógrafos que colaboran con ella, así como la actitud de los compañeros y compañeras de mentoría,  me están permitiendo aprender muchas cosas, pensar mucho, y ver cómo la fotografía de calle puede ser interpretada y practicada desde perspectivas muy diferentes.
En fin, el caso es que una de las tareas de esta primera semana ha sido aportar nuestra definición de fotografía de calle, y esta ha sido la mía. Creo que me ha quedado un poco aséptica y académica, pero supongo que es deformación profesional 😉. La he dejado en inglés, que es como la he tenido que hacer para el programa:
Street photography is the art of extracting from the reality, with a camera, small and ephemeral pieces of time, during which it happens something that causes in the photographer some kind of emotion, and doing it in such a way that this emotion can be perceived by the viewer. For this purpose, the photographer should be supported by the artistic elements that s/he has at his disposal at that moment, his mastery of photographic technique and his ethical and moral values.

Puertas maltratadas

20170309_X70_StreetOurense__DSF2735-Editar_2048x1152_cEXIF
Ourense, 2017

Con total seguridad, si fueran mías me molestarían profundamente esas pintadas y garabatos. Pero debo reconocer que, como fotógrafo, he descubierto que me apasionan esas maltratadas puertas de la zona vieja de Ourense, que se pueden convertir en interesantes fondos o constituir, por sí mismas, el sujeto de la foto.

Álbum

 

“En cada familia se conserva un álbum, uno de esos álbumes que nos ponen entre las manos retratos que llegan a conmovernos, vestimentas devenidas ridículas, instantes convertidos en lo que son, y todo un conjunto de parientes de amigos y también de desconocidos, que han sido parte esencial o accidental de nuestra vida.”

 

Walter Benjamin. “Breve historia de la fotografía” (1931).

 

 

Un blog innecesario

img_4837Pues eso, que esto es, aparentemente, otro blog innecesario. Hace ya bastantes años que abrí el primero de varios blogs, algunos con un claro objetivo (personal o profesional), y otros sin saber muy bien por qué. Todos ellos están cogiendo moho en el limbo de los blogs, sin que me ello me provoque ya ningún tipo de remordimiento.

Así que he estado pensando un buen rato si no debería deshabilitar la página de blog de este WordPress, pues al fin y al cabo lo único que buscaba era salvar algo de un ruinoso puente de Carnaval, rescatando el viejo proyecto de montar una web para publicar algunas de mis fotos. De momento he decidido dejar activado el blog, y ya veremos.

Por si a alguien le llega a interesar: me llamo Enrique Barreiro Alonso, soy profesor de Ingeniería Informática en la Universidad de Vigo y una de las cosas que más me gusta en la vida es escuchar el sonido del obturador de la cámara, especialmente cuando consigo que se produzca en el momento preciso. Sin embargo, y aunque llevo haciendo fotos desde que mis padres me compraron una Kodak Instamatic cuando tenía 6 ó 7 años, no he conseguido responderme totalmente a la pregunta que el gran Eduardo Momeñe plantea en su libro La Visión Fotográfica:

“¿Qué tipo de fotógrafo somos o nos gustaría ser?”

Peor aún. Creía tener claro que, al menos, era un fotógrafo de blanco y negro. Según Momeñe, a la pregunta “¿Fotógrafo de blanco y negro o de color? […]” la respuesta es que “tampoco valdría argumentar que ambas cosas. Probablemente también confundiríamos y nos confundiríamos”. Pero me temo que ya ni eso tengo claro, pues poco a poco voy descubriendo el gusto por el color sin que mengüe mi pasión por el blanco y negro. Así que he decidido que, con todo el respeto por Eduardo Momeñe, y teniendo en cuenta que no voy a vivir de la fotografía ni creo que exponga nunca una mísera foto, al menos en este aspecto de mi vida puedo ser polígamo. De momento estoy casado con el color y el blanco y negro, lo digital y lo analógico (sí, aún revelo negativos en casa de vez en cuando), la fotografía de calle, la de paisaje, la de aves… y con todo aquel tipo de fotografía que me proporcione placer.

Baste esto por ahora. Si este blog no muere aquí y me apetece seguir escribiendo, tiempo habrá para más reflexiones (o no).